viernes, 26 de marzo de 2010

siempre encuentras un cachito de casa en cualquier parte

Sí, aunque parezca imposible. No sabes lo que me pasó...
Hace años que lo perdí de vista, no pensaba volver a verlo y ahí estaba, tal y como lo recordaba, o mejor, tal y como lo imaginaba. Aunque la verdad, más que por la forma, lo reconocí por el color. Aquel azul mecánico era inconfundible y sólo parecido a la pared del restaurante al que íbamos ¿te acuerdas?
No, verdad...?
No, si en realidad tampoco importa, es por el filo, para alguna emergencia valdrá, porque total, ni aunque la peguemos va a quedar igual... Eso dije cuando sin querer la rompí y quedó el trocito rodando por el mundo, desaparecido en combate. Guardado en algún cajón de por ahí, por si algún día te da por hacer manualidades...
En realidad sólo me fijé en tu defecto un par de veces, algún que otro día melancólico...
Sí, aunque no esté así yo también tengo días más y días menos, qué le vamos a hacer...
Pero sí que es verdad que por eso te dejamos un poco de lado, ultimamente sólo servías de hucha, para meter el bote de la compra o los ahorrillos secretos de monedas perdidas en el sofá.
Con lo fácil que sería soldar y reparar todo el daño, pero la cicatriz siempre queda, o se ve el pegamento, o no encajan exáctamente las piezas, siempre una de las partes está cambiada...
Y ella lo sabe, por eso la taza azul del juego de colorines está triste, sabe que nunca volverá a ser la que fue.

Por los trocitos guardados y perdidos de la vajilla. Para bien, o para mal siempre te topas con ellos para hacerte recordar que algún día fueron otra cosa.

Y para quien lo quiso ver.

jueves, 25 de marzo de 2010

El regreso de Melendi.

"Las 6 y 18, una hora menos en Canarias"
- Mierda, mierda... quedan dos minutos para que cierren el vuelo y yo de camino en el taxi, todavía por Ventas. Puede correr un poco más?
- A ver que puedo hacer... depende cómo esté el tráfico... a estas horas...
- Me cago en to! que dolor de cabeza. A ver si me queda algo pa tomarme un cafelito aunque sea...
Boca como zapato... me cago en to la cara y to la cruz!

"... cuando son las 6 y 25"
- 25, 26, 27, 28... creo que está bien, quédese con el cambio. Gracias.
- Niña, faltan 50 céntimos...
- (que le den por culo señor, no ve que tengo mucha prisa!!!) Sí, aquí tiene. Adios

Corre pa dentro, ya con mostrador lastminute a ibiza. Bien, otro reto superado...
Temblando por el alcohol, ahí estaba, intentando sacar el dni del monedero; la chica del mostrador me miraba raro y dijo con mala cara: pues si quieres llegar a la puerta, tendrás que correr. Puerta E-67. Como diciéndome: déjate de tembleques, so borracha y ala pa allá.
Y sí, llegué a la puerta, entré en el avión más atestado de la historia, me senté, me quité las gafas e intenté sujetarme la cabeza para que no se me cayera... qué mareo! y eso que todavía no había empezado a andar el aparato...
La boca seguía como un zapato, pero ahora la cosa se agravaba, sentía que todo el mundo percibía aquel olor que salía de mi boca...
Pa arriba, pa abajo, mareo mortal. Sólo pensaba en no potar, no potar, no potar...
Dios, que mal lo tuvo que pasar Melendi

domingo, 21 de marzo de 2010

... De las causas que provocaron la compra de los zapatos de treintañera

Aquella tarde ir a trabajar fue como todas: "café, autobús, autobús, café" un palíndromo perfecto que se repetía de igual manera de cuatro a cinco menos veinte todos los días. Aquella tarde, pues igual: intentar leer en el autobús y acabar mirando por la ventana el paisaje que sabes de memoria, café con cuñao y hablar con Rober por teléfono, ponerte el uniforme - no el de vaqueros y camiseta - y entrar a tu reino de por las tardes dispuesta a dejar brillantes todas las vitrinas.
Pero nada más entrar, ahí estaba, el sobre. Por fin mr. Luis se había dignado. Ya se le había arreglado el mes y seguía pendiente del presidente, que todavía le debía unas perrillas... Iba a amasar una fortuna honradamente.
Al llegar a casa tenía que hacerlo, juntar todas sus riquezas para conocer a cuánto ascendía el patrimonio... Sí, señor, tres sobres, y en todos había algo.
En el primero 60 euros, los destinados al bono de transporte... todavía recuerdo la cara que ponías mientras buscabas en otro sobre en el que había monedas, diciendo - A ver, son 60,60, voy a poner en este sobre el euro porque si no luego llega el día y te falta el pico y ¿qué haces?
Sólo pude sonreirte y me emocioné: siempre tan previsora aun en momentos de bonanza.
En el otro sobre, eso, las monedas y tres o cuatro billetes de diez euros. Este era el sobre de "gastos". La verdad que habiendo pagado el dentista y demás, no estaba mal.
Pero ahora la colonia de sobres había aumentado, un nuevo sobre, el de esa tarde, estaba todavía cerrado. Lo abriste y qué contenta estabas... Billetes de cincuenta, de veinte...
Ahora había que hacer una reorganización de los sobres... este último sería "ahorro".
No sé cuánto trasbasaste del sobre de "ahorro" al sobre de "gastos", pero tuvo que quedar una cantidad que tú considerases suficiente en ambos sobres, se te notaba satisfecha.

Para la nueva reorganización profesional del ente aneto: 50% filóloga 25% panadera y 25% economista, aunque cuente con los dedos...

lunes, 15 de marzo de 2010

Prima Vera ?

La primavera se asoma a Madrid. Hoy por primera vez en el año ha salido el sol durante todo el día... Se notaba: los espabilados con mangas cortas - exagerados pa mi gusto -, Andrés y Maite han decidido no ir a clase porque había que tirarse en el césped, por fin muchos tercios en los poyetes, las gafas de sol, el abrigo tirado por cualquier rincón, ya no olía a hielo, sino a humano -David no ha visitado la ducha en muchos días y con menos ropa se hace sentir más-.
Sí señor, así sí que sí...
He aprovechado para dar un paseíto y había otro color, no sólo en el cielo, también en las caras...
En el parque una pareja de enamorados se revolcaba por primera vez a luz del día sobre un lecho verde, todavía húmedo...
- Quiero ver siempre el amanecer y el atardecer contigo, Lorenzo, amor, no te me vayas.

Al indígena de la Tribu, el pobre...

sábado, 6 de marzo de 2010

El BOE

La dirección de vía libre comunica:
1- Que en día veintitantos de febrero se realizó un referéndum consultivo a todos los ciudadanos que tengan el privilegio de leer un espacio como tal.
2- Que el interés suscitado ha sido nulo o más bien escaso... regulero, como dirían algunos.

Por tanto, solicitamos:
1- Que no se menosprecie el Estado de Derecho del que somos afortunados de disfrutar.
2- Que se tenga en cuenta la labor social de la que se puede ser partícipe, desde casa, apenas tecleando dos letras un sí, un no... aunque no se conteste la pregunta, simplemente por participar.

Y advertimos:
1- Que cualquier voto en blanco no será contabilizado.
2- Que los fumadores acérrimos del denominado paquete blando de fortuna van a poder seguir comprando su paquete lánguido en los estancos más próximos.
3- Que todos los votos son anónimos, por tanto no van a tener repercusión social, económica, ni ético-moral - No obstante, ante el incipiente terror a la furia de Altadis, se recomienda el uso de pseudónimos o nombres falsos para firmar. Algunos buscaron el verdadero nombre de Lady Gaga... Es sólo una idea... y ni que decir tiene que se valorarán las firmas ocurrentes, incluso se tendrán más en cuenta-.

Sin más, un cordial saludo. ¡Qué triunfe la democracia!

martes, 2 de marzo de 2010

El irse

"- ¡Ah, la inteligencia es el mal!... Comprender es entristecerse; observar es sentirse vivir... Y sentirse vivir es la muerte, es sentir la inexorable marcha de todo nuestro ser y de las cosas que nos rodean hacia el océano misterioso de la Nada..."

Miraba a la calle entre los visillos ahumados de aquel salón barroco y veía asomar un rayo de sol cegador que impedía ver la vida de fuera. Estaba nublado, pero aquel rayo persistía en su propósito de iluminar aquel final.
La luz tenue de la lamparita ayudaba a envejecer la foto.
Tumbado en aquella cama ancha en la que era imposible el acurrucarse, pensaba en una libélula, sí una libélula... que vive un par de días y es feliz, que es capaz de volar, nadar, andar... ¡Ella sí que es dueña del mundo! ¡La tierra es su patrimonio! vive dos días y no tiene nada más... Y a su vez echaba la vista atrás y veía todos los esfuerzos que había realizado desde niño por el mero hecho de SER. "Ser y no saber nada y ser sin rumbo cierto..." Aquél verso nicaragüense le atormentaba a cada instante, pretendía ser el emblema final de la realidad conocida y le impedía saborear los últimos momentos del camino. Era incapaz de deleitarse con la conversación de su compañero, aquel compañero que había colaborado a hacer la vida más dulce: los paseos de invierno, las caminatas veraniegas buscando la explanada más grande donde corriese un poco de aire, las charlas hasta el amanecer a la luz del quinqué roto, los innumerables cigarros en la puerta de casa antes de marchar...
Ahora todo eso no valía, ya no existiría más, por fin se liberaría de aquella tierra yerma, que le hastiaba, a la que tanto había maldecido, a la que amaba y a la que detestaba...
Mientras pensaba todo esto, y denostando por última vez la idea de ver la calle, se fijó en el cuadro que colgaba en el salón. El mar, el infinito y misterioso... Por un instante olió la sal y respiró hondo...
Si hubiera aguantado un poco más, hubiera podido sentir la brisa que corría por el acantilado.
Loading...